27 de enero de 2010

Los que estamos a este lado (XI)

Puerta y árbol


5 comentarios:

anónima dijo...

Hola 3003
Esta imagen me transmite vida en perpetua evolución, tranquilidad , serenidad y belleza. Evoca la idea de verticalidad.
Es una entrada al carácter cíclico de la naturaleza y de la existencia misma.
Dice una máxima hermética:"Así es arriba como es abajo".
También le viene muy bien algunos fragmentos del poema de Juan Ramón Jiménez:
...oh árbol preso! dora
tu cúpula broncínea, blanda y plena.
Por ti es fuerte tu cárcel;por ti amena su soledad inerme.Inmensa aurora en tu sombra interior, fresca y sonora.
Espera, ¡el árbol solo-el alma mía!,seguro en ti e incorporado al cielo...

Elevalunas Ecléctico dijo...

¿No pasará que al abrir la puerta te topes con el tronco, verdad tronco?

3003 dijo...

Anónima: en tu comentario hay muchas cosas muy interesantes (como casi siempre). A mí más que sugerirme algo cíclico (las estaciones del año, evidente, o lo que sea), me hace pensar en el paso de la vida ("la existencia misma", dices), en un pequeño tallito que un día surgió al lado de la puerta, nadie se molestó en arrancarlo, y hoy es un árbol de cojones!!

3003 dijo...

Elevalunas: Seguro que ocurre eso. De hecho, yo nunca he visto esta puerta abierta.

"Cuando yo te quería,
sembré un árbol en mi puerta,
y ahora que no te quiero,
no puedo sacar la bicicleta”.

(Bonito y paradójico poema)

Anónimo dijo...

Tres enigmas hay muy arduos de descifrar
Y para un cuarto, misterio es la respuesta:
el signo escrito sobre la arena del desierto,
el rumor oscuro del oboe y la caracola,
el sol de invierno entre la armonía de las casas doradas,
y el aroma del cinamomo en la plenitud de la tarde.
(José Antonio Antón)

O al menos lo parece, esta vez creo que preferiría estar al otro lado.