24 de enero de 2010

Las preguntas que me hacéis (V)

PREGUNTA: En la última entrega de Las preguntas que me hacéis nos confesaste que Angelita nació alrededor de 1918. Eso quiere decir que ahora tendrá unos noventa y tantos años. O puede que esté… ¡muerta! ¿Angelita ha muerto?

La muerte despierta a Angelita en plena madrugada, interrumpiendo un sabroso sueño erótico

RESPUESTA: Perdona que no responda a esta pregunta; es mejor no adelantar acontecimientos. Pero es cierto que Angelita pertenece al pasado, como el robot.

PREGUNTA: Al robot le caen los marrones uno detrás de otro. Todos tememos que se meta en un lío de verdad y acabe mal. O que las autoridades vayan a por él y lo desguacen...
RESPUESTA: El robot va de mal en peor. No me extraña que el pobre ande tan despistado en estos tiempos que corren. Bueno, la verdad es que nunca se ha enterado de nada. Así le ha ido.

A-03 debe de tener unos setenta años (fue puesto en marcha en 1941), y su vida media está calculada en torno a los doscientos años. El A-03 ya ha sufrido varias reprogramaciones, cambios de piezas (en especial todo el sistema automotor), etc. No creo que dure mucho más de cien años, y no sé cómo acabará, porque está realmente para el desguace.

Pérez Villegas vigila a Angelita, quien a su vez vigila al robot

Por otro lado, el problema del robot es su propia existencia. No debería existir. Las autoridades lo mantienen como material valioso para los técnicos de laboratorio del Ministerio de Defensa, pero estos proyectos tecnológicos no suelen durar eternamente. Cuando se acabe el presupuesto, el robot se irá a la mierda.


3 comentarios:

Elevalunas Ecléctico dijo...

Aún conservo mi primer teléfono móvil en su caja (de zapatos). En el despertar tecnológico de los años 90 mis amigos se admiraban de que al descolgar les saludara por su nombre:
-¡Hola Manolo!
-¿Pero cómo sabías que era yo?
-Ah...
Ya entonces eran maravillas tecnológicas de gran tamaño.
3003 debe ser estimado en su justa medida (por cierto, ¿cuánto mide?). Si las autoridades lo consideraran desfasado bastaría con colocarle un iphone en la cabeza.

"Aporlif" es la palabra de verificación. Gracias a ella sé que no soy un robot. Es como si dijera que hay que ir a por la vida, "a por life". De momento voy a ir a por el periódico.

3003 dijo...

Lo del iphone puede ser una buena solución.

Realmente no sabemos cuánto mide. La unica imagen del robot a la que he tenido acceso es la diapositiva de 1952, que he puesto en el blog. Sólo se le ve "la cara".

Este robot me tiene verdaderamente preocupado.

anónima dijo...

Hola 3003
Aquí te dejo una poesía del hereje Miguel de Unamuno.
Morir soñando, sí,mas si se sueña
morir,la muerte es sueño;una ventana hacia el vacío;no soñar;nirvana; del tiempo al fin la eternidad se adueña.
Vivir el día de hoy bajo la enseña
del ayer deshaciéndose en mañana;
vivir encadenado a la desgana.
¿es acaso vivir? ¿y esto que enseña?
soñar la muerte no es matar el sueño?
¿Vivir el sueño no es matar la vida?
¿A qué poner en ello tanto empeño?:
¿aprender lo que al punto al fin se olvida
escudriñando el implacable ceño
-cielo desierto- del eterno Dueño?