29 de enero de 2010

La búsqueda (V): Un triunfo a medias

El robot era de alguna forma consciente de los líos en los que se estaba metiendo. Entre sus circuitos oxidados todavía quedaba algún microchip activo. Por eso intentaba tomarse las cosas con más calma, no afrontar con tanta vehemencia sus inquietudes. Pero en lo más profundo de sus módulos de memoria seguía pensando que su destino era buscar a sus iguales dispersos por el mundo, ocultos, inconscientes… Como si algún dios cibernético le hubiera encomendado esa misión desde un más allá plomizo y magnético.

Seguía obsesionado con aquel “Robot Amador” del que había oído hablar en la Sevilla profunda. Y tenía pruebas de su existencia: rastreando todas las frecuencias de radio posibles y todos los recovecos de la web con su nueva y potente unidad Pukot, había encontrado pruebas evidentes de su existencia:

La Paco Ortega connection anuncia la presencia del Robot Amador


En este disco también aparece!!

También en sitios web encontró el robot vestigios de su existencia:

En yahoo.es


En la web www.flamenco-world.com


Pero casi siempre los resultados eran no available, no found:


Aquí morían todos sus esfuerzos. A punto estaba 3003 de arrojar la toalla, de pura desesperación. (Y ya es difícil que un robot se desepere. O se desperece, vaya. Son cosas que los robots no hacen. Y menos los militares). Tampoco se atrevía a mover nada más, por el temor a meter la pata de nuevo, de modo que dejaba pasar los días, pero sin desconectar nunca su antena de cualquier posible pista que le ayudara a continuar con la búsqueda. Y la posible pista llegó.

Un día, escuchando una emisora de radio local, comprendió que el Robot Amador no era ninguna máquina cibernética ni nada parecido. ¡Es una canción! Y se produjo lo que el Teniente psicólogo Martínez había previsto en su último informe: el robot pasó de la euforia por su hallazgo a una profunda decepción nada más sonar los últimos acordes musicales.

El informe del teniente Martínez lo expresaba de forma muy clara: Este sometimiento subjetivo (del robot) provocará estados de frustración, al no poder llevar a buen término las búsquedas "redentoras" de lo que la máquina viene a considerar "sus iguales". (Ver Angelita IV)




En mi casa yo tengo un robot
que habla inglés y francés
y como me ve
que voy tan mosqueado
a mi me habla en caló

Vigila mi niña y hace compás
este robot es tan enrollao
este robot es tan enrollao

Ay! ¡que hasta canta por soleares!
ay! ¡no será no de Triana!
Y van diciendo por la calle

este robot
es Amador
este robot
es Amador

Mi niña lo ha tocao
le ha puesto loco y arte ha probao
por bulerias hemos bailao
ay! este robot tan enrollao
ay! por su gracia y su arte
ay! Amador lo hemos llamado
ay! cuando hay una fiesta
Se siente como un gitano más

Ay! un cubata de gasoil
Le tenemos que brindar

Rafael Amador: inspiración y locura a raudales


17 comentarios:

Elevalunas Ecléctico dijo...

No creo que 3003 deba cesar en la búsqueda del Robot Amador. La confirmación de que a la postre se trate meramente de un canción no implica necesariamente que el Robot no exista en la realidad. Hay precedentes de que los seres que aparecen en las canciones de los Amador tienen una existencia real, si no pregúntale a Cayetano, ay Cayetano, dónde está.
(Quizá lo adecuado sea encontrar primero a Cayetano, que seguro que él puede dar señas del paradero del auténtico robot)

Elevalunas Ecléctico dijo...

Claro que si tenemos en cuenta la ancestral afición a la chatarra de los gitanos, vete tú a saber lo que puede quedar de ese robot Amador, máxime si tenemos en cuenta que funcionaba a base cubatas de gasoil.

3003 dijo...

Si el robot Amador existe, me la corto! (metafóricamente hablando, claro).

La palabra verificable es "rolon". Viene bien pa los sobacos)

anónima dijo...

Hola 3003
Quieto, no cortes nada!!!
No seas tan impulsivo 3003.Creo que hay un tal Amadorbot que está por el Perú.
Es un robot que toca el violin, toca cajón y zapatea, puede ser que sea familia del Robot Amador o él que se ha puesto ese nombre artístico

3003 dijo...

Anónima: conozco al robot que toca el cajón. Pero no tiene ni la mitad de gracia. Ese no es Amador!

Elevalunas Ecléctico dijo...

Yo no desdeñaría del todo a Amadorbot, me parece un hallazgo interesante. Si tenemos en cuenta que el cajón es un instrumento de percusión de origen peruano que luego fue adoptado por el flamenco como algo propio ¿nos atreveremos a negar tajantemente que el Robot Amador proceda en realidad del Perú y haya sido adoptado por los flamencos?

anónima dijo...

Hola 3003
No pierdas las esperanzas 3003, creo que estamos en el buen camino para encontrar a Amador.
Gracias Ecle por tu apoyo en mis hallazgos, veo que estamos formando un equipo.
Mi idea sobre el gran robot Amador es que es hijo de Amador Ballumbrosio(violinista, bailarin y cajonero) y fue adoptado por los Amador.De ahí le viene la gracia andaluza , ese ritmo africano y el color ébano que demuestra su origen.

3003 dijo...

No. El robot peruano es hijo de unos alumnos de la Universidad Católica de Lima, y tiene la cara de Ballumbrosio (!). Me alegro de que os llevéis bien. Formáis buena pareja!

Lucía dijo...

Margarita, cariño, cada día te admiro más, hay que ver que sabes de tó. Pero una cosa te voy a decir: a mi Elev ¡ni tocarlo!

3003 dijo...

uy, uy, uy...

anónima dijo...

Hola 3003
Quiero decir a mi amiga Lucy que no tenga ningún temor por mi aprecio a Ecle, nuestra sintonía es espiritual como la de Mulder y Scully o Santa Teresa y San Juan de la Cruz.
Besos para 3003, para mi amiga Lucy y para el Ecle.

Lucía dijo...

¡Pues vaya consuelo!. Ahora sí que me dejas tranquila, Marga, porque está claro que me sería imposible competir contigo.

¿3003, tú qué tal andas de amores?

3003 dijo...

Sigo esperando a mi robotina.

anónima dijo...

Hola 3003
No te preocupes Lucy, acuerdate que Ecle te esperaba con un clavel en la mano y un libro de Hafiz en la solapa( eso es precioso!!)

Lucía dijo...

Querida Margot, eres un encanto¡Cuánta razón tienes! Perdona mis salidas de tono.

Y volviendo a la búsqueda de Amador, he encontrado algo que a lo mejor podría ser una pista:

http://www.lsi.us.es/~amador/index.php/Portada

Igual es él y todo.

Elevalunas Ecléctico dijo...

Por alusiones: esta noche me he dedicado a mirar la luna, cada vez que he tenido ocasión de hacerlo. Me encanta cómo os peleáis las mujeres. Los hombres, en cambio, mucho más burdos, solemos retarnos en duelo (que no llevan a ninguna parte, dicho sea de paso)

Elevalunas Ecléctico dijo...

Joder, Lucía, me he quedado con las extremidades inferiores en suspensión. He tecleado la dirección que ponías y me ha dicho mi antivirus que allí había una peligrosa amenaza de virus para mi equipo. ¡Y la web pertenece a la Universidad de Sevilla! ¿Será una gamberrada estudiantil? No me extrañaría nada, conociendo a los estudiantes de Sevilla, cómo se las gastan (En mis tiempos había pocos bytes, pero teníamos otras cosas)