14 de agosto de 2010

El Power Ranger fotógrafo

Dura es la vida del Power Ranger fotógrafo, que no es lo mismo que ser el fotógrafo de los Power Rangers.

(Hablamos del Ranger azul marino, el primero por la izquierda)

Nuestro hombre se llama Blake Bradley, y su rango es Navy Thunder Ranger. Combina las destrezas de cualquier guerrero de élite y posee además velocidad de la luz, fuerza mística y furia animal.

Sin embargo, para sus adentros es un ser insatisfecho, que oculta tras la máscara un doloroso secreto: a pesar de sus muchos poderes, no es capaz de hacer una foto que merezca la pena ser mirada.

Típica foto realiza por Blake, realizada a plena luz del día en una gran avenida de Williamsburg, Virginia.

Blake es el encargado del archivo de su equipo de Power Rangers, de modo que es su responsabilidad documentar las hazañas que realizan. Pero la cámara insertada en su cibercasco no parece funcionar bien. ¿O es su forma de mirar la realidad?

Como ejemplo, a continuación vemos la instantánea de un enfrentamiento con un grupo de supervillanos en las playas de Japón. Lamentable.

Instantánea de pelea Power Rangers


Bardley realiza un constante esfuerzo de equilibrio y superación para poder armonizar su vida de "superhéroe" con su amarga existencia de fotógrafo frustrado. Pero no lo consigue.

Enfundado en su traje de combate, Blake saca pecho en los carteles.
Pero bajo el látex reforzado sólo hay un hombre que sufre en silencio.

Todas las fotos oscuras. Todos los objetos difuminados. Los guerreros convertidos en gusanitos de luz. ¿Por qué esta inexplicable maldición fotográfica? ¿De dónde la imposibilidad de captar con nitidez los objetos?

Micropuntos, ¡vaya foto!

(Algún día Blake descubrirá que el nuevo sistema de visión fotográfica hay que instalarlo en el casco POR FUERA de la visera antirrayos lumínicos. Entonces será un Power Ranger feliz).



4 comentarios:

La bruja Piruja dijo...

No creo que sea problemas de filtros fotográficos, en esta vida todo depende del color del cristal con que se mira. O del cristalino del ojo de un guerrero.

Elevalunas Ecléctico dijo...

Como reportero gráfico, este Power Ranger es de puta pena, pero si valoramos su obra a partir de parámetros meramente estéticos los gusanitos de luz adquieren un mérito artístico nada desdeñable. Espero que este comentario sirva para animar al muchacho. Yo voto por que no saque el objetivo fuera del casco. ¡Vivan los gusanitos de luces de colores!

3003 dijo...

Gusanitos eraa los que nos comíamos cuando chicos, que salíamos con toda la cara llena de virutas de gusanito. Los gusanitos antiguos estaban bien con Mirinda de naranja. Eran como el dedo y el culo: tal para cual!

Estos gusanitos de colores tb molan. Son otros tiempos...

Mar dijo...

(Porfavó, me he cuasi meado de la risa, aunque me han tenido que ayudá a leerlo,he entrao destrangi porque me cotillearon que había una entrada muy buena sobre un power ranger y su ojo y ya que el mío anda como el culo vengo a solidarizarme con él y a dejar besitos).

Mar! (y para joder más si cabe "entaingu")... Mandagüevos...