1 de agosto de 2010

Rupalfín y Zamene (II)


ZAMENE:
¿Te he dicho que mi hermana, la que vive en Errachidia, conoce a Ihen el herborista?

Ihen Ihen, el herborista

RUPALFÍN: ¿Y eso?

ZAMENE: Es que este hombre es conocido en todo el Tafilalt. Fíjate, que hasta en Errachidia saben de él. Mi hermana fue a verlo porque hace un año le salieron granitos por todo el cuerpo, y una mujer muy buena le habló de este herborista y de que curaba a la gente.

RUPALFÍN: ¿Y se curó?

ZAMENE: Le dijo que era cosa de los nervios, y le mandó unas hierbas para tomar en infusiones. Con el tiempo se le quitaron los granitos, y también le vinieron bien para los gases, porque mi hermana siempre ha sido de muchos gases, tú lo sabes.

RUPALFÍN: Sí... Nada más viendo el dibujo se nota que es un hombre sabio, verdad? Si te fijas, en el cartel se ha puesto él mismo, con su nombre y su cara...

ZAMENE: Por eso. Porque es un sabio.

RUPALFÍN: O porque a lo mejor se cree que es alguien, no? ¿Y eso no es pecado?

ZAMENE: No, porque este hombre es mu sencillo. Si fuera un hombre soberbio sí sería pecado, pero es muy bueno. Es como un santo.

RUPALFÍN: También se nota por el dibujo que es buena gente... ¡Es que el cartel lo dice ! Y encima es muy bonito, verdad? ¡Lo bien pintado que está! Yo creo que es el más bonito de todos.

ZAMENE: ¿Te has fijado que se ven desde las dunas de Merzouga hasta las montañas del Atlas?

RUPALFÍN: ¡Es verdad! ¡No me había dado cuenta! ¿Po sabes una cosa? Ahora estoy aquí mirando el cartel del dentista ese que tenemos enfrente, y me están entrando ganas de darle dos patadas, de lo feo que es. A que sí?

Patético cartel de dentista


ZAMENE: ¡Tranquilo, Rupalfín, que te pierdes!

6 comentarios:

El desierto del Condado dijo...

A mi me parece igual que a Rupalfin, vaya feo y hortera que es el cartelito, ya podian haber puesto a Graciela, enseñandonos su linda dentadura, o cualquier otra cosa...
Pero yo creo que los moros son asi de expresivos, y te intentan transmitir lo maximo pero con el minimo de palabras, lo mismo que pasaba con el del fontanero, debias de ser algo mongolo para no saber que se trataba de eso.

Elevalunas Ecléctico dijo...

Pues a mí el cartel del dentista casi que me gusta. Tiene algo de sensualidad gótica sutilmente vampírica. Hazme caso, 3003, los vampiros están de moda.

la mona dijo...

MU BUENO CHAVALITO, saludos vacacionales..

3003 dijo...

Elev: todo es cuestión de gustos. Es verdad que el cartel tiene un tono siniestro, una buena dentadura para un vampiro.

3003 dijo...

La Mona: Hola compañero! Un abrazo a todos/as/es (!)

El desierto del Condado dijo...

Lo que está guay es la plantita que tiene justo a su izquierda, ya ha empezado a encogollar, y por su aspecto tiene que ser de estas nuevas autoflorecientes, que como mucho llegan a medir 1 metro...
Que artista está hecho este Ihem Ihem, hasta se puede oler, ¡¡¡Y lo hace que te cagas!!!