2 de octubre de 2011

El invitado


He retocado malamente la foto para que veas lo que yo vi: la cabecita amorfa y blanca, el hombrito... (Mar Cantón)

Con tus ojos atacados de los nervios, ojos cansados, me explicas lo que sale en la foto. Ese invitado que se coló de rondón -la cabecita amorfa y blanca, el hombrito- es ahora el centro de todas las miradas.

¿Por qué ves más que yo? ¿Quién es aquí el lazarillo?

Ahora todos lo vemos con tus ojos, pero ¿qué veremos mañana, cuando nos hayamos quitado tu dolor de la mirada?


DAVIDMARDAVIDMARDAVIDMARDAVIDMARDAVIDMARDAVIDMARDAVIDMAR





2 comentarios:

Océano Mar dijo...

No lo sé, ya te dije, cansada, nervios más que agotados hoy que hasta el sol me niegan. Estos días me he reído, he procurado mirar hacia otro lado pero ya no, hoy no. Cansada. Sólo un sueño prolongado y perdido que (creo) mereció el esfuerzo.

Todos somos lazarillos y ciegos, hace tiempo que comprendí que la vista no es lan importante, sino la mirada (ese tema que escucho es bello y triste...) y lo que creí confusión fue convertido en ente, eso lo has hecho tú ¿quién es entonces el lazarillo?...

Me ha emocionado, sencilla y profundamente.

Mar océano, Mar mal descanso, Mar.

(Hermoso regalo para un corazón centenario disfrazado de cuasi cuarenta)

3003 dijo...

Gracias por prestarme tus ojos