14 de junio de 2011

Limbo Robot: Conexión a "la madre"

Cuando el profesor Ralf Vohwinkel se dispuso a reiniciar la unidad central de memoria del 3003, el robot había quedado reducido a una serie de procesadores informáticos conectados todos ellos a una placa central a la que llamaban "la madre".

El técnico alemán había sido discípulo del eminente doctor Karl Deisseroth en la Universidad de Heidelberg, por lo que estaba más acostumbrado a estudiar la naturaleza de los tejidos neuronales y su aplicación cibernética que a resolver problemas biomecánicos, como era el caso. A pesar de todo, hizo una labor encomiable que permitió acceder a los datos todavía almacenados en la memoria central del siniestrado robot 3003 y facilitar su reprogramación.


Conexión a "la madre"

Mientras salvaban los datos del robot en unidades de almacenamiento seguras, ninguno de los técnicos presentes en la sala de operaciones de Tablada se preguntó qué podría estar pasando "por dentro" del robot; hasta qué punto el robot era consciente de su virtual renacer. Al menos ninguno de ellos se atrevió a exponer esta impertinente cuestión de una forma clara sobre la mesa.

Una vez puestos a salvo los valiosos datos de la memoria del robot, el profesor Vohwinkel y su equipo se dispusieron a reprogramar la Unidad 30 - A03 para realizar nuevas tareas administrativas dentro del Centro de Comunicaciones del aeródromo. Las consignas que convenían al Régimen eran recibidas por el robot "a su manera", sin que nadie se diera cuenta de aquella anomalía en la recepción de los datos.

Grrrrrrrrrrrr...


"Los abogados militares dicen que los robots obedecemos órdenes, por tanto no hay prohibiciones para que tomemos decisiones de vida o muerte".


Grrrrrrrrrrrr...

"A los robots no nos entra hambre. No tenemos miedo. No olvidamos las órdenes. No nos importa si un compañero acaba de recibir un disparo".


Grrrrrrrrrrrr...

"Hoy día 3003 es de los pocos robots realmente útiles para las Fuerzas Armadas".


Grrrrrrrrrrrr...
¡clic!



11 comentarios:

anónima dijo...

Hola 3003!!

Yo sabía que darías que hablar!!

Larga vida a 3003!!

Eres una máquina perfecta, llena de fuerza y armada de sueños.

El desierto del Condado dijo...

Este 3003 es como el ave fenix!!!
Ompadre dejanos el enlace para poder acceder a "la madre"

Saludos desde este desierto condal.

Recomenzar dijo...

¿Sabés? me encantan tus escritos
¿Sabes? Me gusta leerte y volverte a leer...

3003 dijo...

Gracias Mucha!

Elevalunas Ecléctico dijo...

¡Es cierto, Decierto! ¡3003 es como Fénix Cenizas, que renace de sus aves!
(jodel, creo que ma sentao mal la cena)

El desierto del Condado dijo...

Jajajaja, que weno elevalunas, no comas mucho por las noches..., que sinó te pondras como yo.

Saludos.

3003 dijo...

No hay quien acabe con este 3003.

anónima dijo...

Hola 3003!!

Así me gusta que sea invencible!!

El desierto del Condado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
3003 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El desierto del Condado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.