17 de mayo de 2011

Dudas monstruosas (I): Si los monstruos son verdaderos hombres

Digo: Lo primero, que aquellos hombres que solo son monstruosos o por tener duplicados miembros, o mayores de lo ordinario, o por falta de alguno, no por ello debe dudarse que su naturaleza sea de la misma especie que la nuestra, pues lo dicho no la varía sustancialmente.

Tampoco hay duda de que los gigantes fuesen (o sean, si los hay ahora) verdaderos hombres; y así solo está la duda de los pigmeos, y de los que tienen cabeza de perro, o figura de bruto.

Digo: Lo segundo, que los pigmeos son verdaderos hombres: así lo tienen Aristóteles y otros; y se prueba: porque así consta de el capitulo 27 de Ezequiel, número 11, donde refiriendo los soldados que tenía en su defensa la ciudad de Tiro, pone entre los demás a los pigmeos.

Dirás que no se percibe a qué propósito podían estar en Tiro dichos pigmeos. Respondo que ya dice el profeta, estaban para guarnición de sus muros, porque eran de agudísima vista, y en el arco y flechas muy diestros; y aun algunos quieren decir de agudísimo ingenio y loables costumbres, pero esto podrá ser hagamos en otra parte mención.


Extraído de: El ente dilucidado. Discurso único, novísimo que muestra hay en naturaleza animales irracionales invisibles, y cuáles sean (1676).

Una aberración de Fray Antonio de Fuentelapeña (1628 - 1702)


15 comentarios:

anónima dijo...

Hola 3003!!

Qué barbaridad!!.Ya veo que te fascina el underground heterodoxo patrio.
También nos muestra este tratado un compendio exhaustivo de la cuestión única duendológica( animales corpóreos y no ángeles que aparecen en las partes deshabitadas de las casas y que se elevan por los aires en forma de monjes( Creo recordar que Elev ya nos citaba algo similar en las aventuras de sus personajes impulsivos).Qué curioso!!
Pero ahora que recuerdo," el shitan" también tiene algo que ver con todos estos temas.
Si seguimos avanzando en este enigmático y maravilloso tratado también nos conduce a la curiosidad morbosa por cuestiones sexuales.
Por lo pronto propongo que se cree, de urgencia, un Centro de Estudios Fuentelapeñenses.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
3003

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CARROS DE FUEGO, MEMORIAS DE AFRICA , CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

José
Ramón...

3003 dijo...

José Ramón: bienvenido a la botica y muchas gracias por tu comentario.

3003 dijo...

Hola anónima! Pues sí, aquí estamos dándole al underground heterodoxo patrio, que es fascinante como dices, es verdad.

No sabía es que la lectura de este tratado nos conduce a la curiosidad morbosa por cuestiones sexuales. Ahora que lo sé, pondré más empeño en su estudio, jeje.

Lo que no es correcto es lo del shitan: esa entrada no tiene nada que ver con estos temas de los monstruos, aunque lo pueda parecer.

anónima dijo...

Hola 3003!!

El origen de los monstruos es una cuestión bastante debatida.
Fuentelapeña al remitirse a la autoridad aristotélica, nos hablará de causas tales como"defecto, sobra, confusión..." Si bien llama la atención el relativamente escaso papel jugado por los factores de carácter sobrenatural, aunque ello no le impide citar como fuente de monstruos" el concubinato de las mujeres con el demonio"

3003 dijo...

Querida anónima: citar a Aristóteles como autoridad ya era un tópico literario en el siglo XIV (vid: Juan Ruiz: Libro de buen amor).

Estas críticas que estás rastreando sobre el libro de marras son muy clarificadoras, pero yo -que soy de pueblo y cabezón- lo hago al revés: primero leo el libro, saco mis conclusiones, y después comparo con los críticos internautas al uso, a ver si he andado muy descaminado o no.

Para mí todo esto es como un juego lleno de ingenuidad, pero interesante al fin, y así lo ofrezco.

Para tu información , te diré que ni creo en fantasmas, ni duendes, ni shitan, ni boukbss (/bukabess/), ni dioses.

Y diariamente veo a mi alrededor monstruos, pero me dan más miedo los humanos "normales".

Pero tú ya sabes todo esto, estoy seguro.

anónima dijo...

Querido 3003:

Estoy totalmente de acuerdo.
Ya sabes como es anónima de la oliva!!
El monstruo es metáfora, un ser llevado a otra forma.Ese llevar a otra forma es llevar a otro ser.Por ello es que sentimos esa sensación de otredad asombrosa.Lo monstruoso es lo otro; es lo ajeno a nosotros.

Elevalunas Ecléctico dijo...

Aristóteles ya era citado incluso en la época de Aristóteles. ¿Escribí yo alguna vez sobre monjes que se elevaban por los aires? ¿O era más bien de monjas que ascendían a los autobuses y doblaban esquinas?
Lo que a veces me parece verdaderamente monstruoso son algunas palabras de verificación. Pensteg. Es brutal

Océano Mar dijo...

(Me tengo que leer la entrada)

Gracias por tu ofrecimiento, cuanto con tu mano (al lado, detrás o delante, hay manos incuestionables ;-)

De momento... Completamente atrapada por la movida "Spanish Revolution", debería hacer una entrada pero me tengo que dosificar... Esperanzada y, quizás por primera vez en toda mi vida, empezando a creer un poco en el ser humano... Y esto es nuevo para mi)...

No te respondo en mi blog porque debo todas las respuestas, ya texplicaré... pero ésta entrada tá más o menos clara, no??? o he vuelto a las andadas???? jajajajaja...

Por lo demás sigo escoñá y esperando, nada nuevo bajo el sol...

Mil besos!

3003 dijo...

Hola Mar: me alegro por los brotes de esperanza esos que te están saliendo con la edad!!!

Un abrazo

anónima dijo...

Hola 3003!!

Cómo me gusta esta entrada!!

Ya nos dice Cortázar que construye la clave de lo armonioso en las entrañas de lo monstruoso,"lo monstruoso es bello y lo bello monstruoso".
Sólo hay un medio para resistir a los monstruos y a los humanos "normales", aceptarlos.

3003 dijo...

Hola anónima. Pues sí que le estás sacando partido a esta entrada.

Me alegra que te guste.

Recomenzar dijo...

Aceptar no es fácil.Vivir tampoco lo es.
Sentir es una ilusion
y yo juego con palabras
en tu maravilloso blog
besossssssssssssss

3003 dijo...

Mucha: siempre bienvenida.

Lucía dijo...

Yo, ultimamente también veo a mi alrededor seres monstruosos, y por muy bellos que sean algunos, hay cosas que no se pueden aceptar.