16 de febrero de 2010

Guus, ¿está Kees? (Escena II)


La Compañía de Verano presenta


Guus, ¿está Kees?
SAINETE EXPRESIONISTA


ESCENA II
Guus, Picasso, Van Dongen, Francesca

Entran VAN DONGEN y FRANCESCA mirándose arrebolados. GUUS sigue atendiendo el fuego encendido.


PICASSO: Vaya, ya estáis aquí. ¿Has vuelto a pintar, Kees?
VAN DONGEN: Sí. ¡Ha sido magnifico! Estoy inspirado.
FRANCESCA: Es un gran pintor.
PICASSO: ¿Y qué estás pintando, si puede saberse?
VAN DONGEN: Desnudos.
PICASSO: Co… ¿cómo? ¿Desnudos? ¿De quién?
VAN DONGEN: De Francesca.
PICASSO: (encendiéndose) ¿De Francesca?
FRANCESCA: Vamos, querido, no te pongas celoso. Kees es muy profesional.
PICASSO: ¡Posando desnuda para él! ¡No digas nada más, por favor!
VAN DONGEN: Esto es ridículo, Pablo. Pareces un moro ¡Otelo!
GUUS: Parece un tonto, repitiéndolo todo constantemente.
PICASSO: (indignado) Bueno, ya has acabado el cuadro, no? Pues nos vamos, Francesca.
VAN DONGEN: Pienso pintar una serie completa.
PICASSO: ¿De desnudos? ¿De ella? Ni hablar. Vámonos, Francesca.
VAN DONGEN: Espera, amigo. Tenemos que hablar. Ya he pintado más de un retrato de Francesca, lo sabes. Estos cuadros son realmente buenos, tienes que verlos. Sentémonos. Guus, deja eso y trae algunos de los retratos terminados.
GUUS: (apaga el fuego y aparta la olla) Voy, querido. ¿Me acompañas, Francesca?
FRANCESCA: Claro que sí.
PICASSO: De todas formas, no me vas convencer.


GUUS Y FRANCESCA salen tranquilas por la puerta del fondo. Los dos pintores se quedan charlando junto a la pequeña mesita cubierta de cacharros. VAN DONGEN gesticula entusiasmado, tratando de convencer al pintor español de alguna cosa. Mientras, PICASSO le mira, entre apocado y receloso.

(© D.C. 2010)


8 comentarios:

anónima dijo...

Hola 3003
Esto se pone interesante!!!
¿Como pensar que el misterioso magnetismo de Picasso que hizo que tantas mujeres se volvieran locas por él, aceptaran su tiranía, sus cambios de humor, su desprecio e incluso sus hostigamiento físico y mental pudiera ser cedido a otro personaje?
¿Aguantará él que ese pintor se entrometa en su biografía?.Esto quiere decir que él consideraba a sus cuadros terminados como las páginas de su diario.
No creo que pueda soportar que alguien experimente, porque si tiene una característica es su afán ilimitado por experimentar.
Pero pensándolo bien a Picasso no le interesaban los seres individuales pero si cuando les eran útiles intelectualmente, socialmente, sexualmente, financieramente o afectivamente.
Presiento que el buen rollito reinará!!!

3003 dijo...

¡Qué lío, anónima, que lío!

Elevalunas Ecléctico dijo...

Reservaré mi opinión hasta la tercera escena que, si no he entendido mal, es la última de la serie (o miniserie).

3003 dijo...

La última escena sale mañana. No nos puedes adelantar un comentario?

anónima dijo...

Hola 3003.
Qué emoción, estoy deseando que llegue mañana!!
Venga Elevec, no te hagas de rogar, comenta comenta!!!.
Aunque a veces tengo mis dudas si este Picasso será el verdadero Picasso !!!.
Además Guus y Francesca se llevan muy , pero que muy bien... no sé no sé...
Creo que esto depara sorpresas...

La Bruja Piruja dijo...

Me encantaría saber que es lo que escribe Guus en su diario de todo esto. A lo mejor no se lleva tan bien con Francesca como aparenta y la cosa termina en "pelea de hembras"
tirándose del pelo y arrastrándose por el suelo.

Mañana lo sabremos.

Lucía dijo...

Pues ese sería el desenlace que menos me gustaría, demasiado visto ya. ¿Por qué no se tira de los pelos Picasso por no valorar más a las mujeres que le rodean? ¡Ah no, que por entonces Picasso ya estaba calvo! Pues entonces que nadie se enfade y que compartan los cuatro el buen guiso de patatas de Guus.¡Que triunfe el buen rollito!

(Muy soso y muy pacífico mi final, pero como decían por ahí que yo era mala...)

3003 dijo...

Son vecinos. Pueden preparar una barbacoa y las patatas de Guus sirven de guarnición. O asesinar entre los dos a Francesca y hacerla estofada con las patatas de Guus. O hacer cama redonda entre los cuatro!