9 de febrero de 2010

Escena rifeña (I)







Barco encallado en Tres Forcas

(Fotos © Ramón Gutiérrez)


7 comentarios:

anónima dijo...

Hola 3003
Esto son imágenes de la vida misma!!!
Se podría comparar el alma del barco con el alma de una persona
Soy un viajero a punto de naufragar
me siento como una tormenta desviada
Como un barco encallado
La vida es un largo viaje
Un camino que lleva al mar
¿Desencallaré algún día
para, por fin, volver a navegar?
Pero para eso uno tiene que tener en el alma
un poco de marinero,
un poco de pirata,
un poco de poeta
y un kilo y medio de paciencia concentrada.

3003 dijo...

Es fácil ver en estas fotos una metáfora de nuestras propias vidas.

Lucía dijo...

A mí lo que me apetece cuando veo los barcos así o en el fondo del mar es entrar en ellos para ver qué queda dentro, si hay tesoros ocultos o misterios que descubrir.

Elevalunas Ecléctico dijo...

Yo prefiero guardar silencio y quedarme encallado.

(¡Qué bien! Una serie rifeña)

3003 dijo...

Hombre, siguiendo con su broma, te diré amigo elevalunas que no me parece tan buena idea una serie rifeña, porque al final acabaremos todos rifñendo. (Qué malo)

Elevalunas Ecléctico dijo...

No es tan malo (el chiste), todavía se puede empeorar:
"Las mejores escenas rifeñas las he vivido en las tómbolas"

3003 dijo...

En la tómbola la rifa y en el bolsillo la grifa (por poner algo)